TODO EL DINERO PARA LAS ELECCIONES

 


Emulando los “mejores” tiempos de su “abuelo” el PRI, los “levantadedos” diputados obradoristas aprobaron este lunes en lo general el dictamen del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que, sin ambages ni medias tintas, lo que busca es meterle dinero a la política electoral durante el proceso de 2024.

La mayoría de Morena y sus aliados aprobaron que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador gaste la friolera de nueve billones 66 mil 45 millones de pesos –con endeudamiento de dos billones de por medio-, en año de elecciones presidenciales concurrentes con la renovación del Congreso de la Unión y nueve gubernaturas. Prácticamente un cheque al portador para que el régimen lo use para influir en los comicios a través de lo único que sabe hacer: política clientelar.

El monto total aprobado al grupo de “Desarrollo Social” del Presupuesto federal asciende a cuatro mil 384 millones 582.4 pesos, que es lo que se dispondrá para el pago de las pensiones para adultos mayores y programas como “Jóvenes construyendo futuro”, que presentan señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación por desvíos millonarios.

Al Programa de Becas de Educación Básica para el Bienestar “Benito Juárez” se le asignaron a su vez 13 mil 262 millones de pesos adicionales. Todo ese dinero tiene un único propósito: comprar conciencias para ganarse el voto de los ciudadanos necesitados –y también de los convenencieros- con todo y el desastre en que el obradorato tiene sumido al país.

Baste ver que a los damnificados en Acapulco no se les asignó un solo peso en el PEF, pues según el gobierno con enviarles despensas y aumentar los montos de sus programas clientelares, basta y sobra.

Pero en realidad, lo que no quieren es distraer recursos de lo único que verdaderamente les importa: la politiquería y la megalomanía de López Obrador, encarnada en sus faraónicas –y hasta la fecha, inservibles- obras insignia. ¡Ah! Y para seguir llenando las alforjas de los militares, la nueva “casta divina” en México. Algo que lamentaremos por muchos años.

En cambio, se concretó parte de lo que fue siempre parte del plan obradorista: debilitar a los organismos y poderes autónomos, en el afán de la restauración autoritaria de la “presidencia imperial”.

Los más de 13 mil millones de pesos que se destinarán a las “becas del bienestar” les fueron recortados al Poder Judicial, al Instituto Nacional Electoral y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ¡en año electoral!; al Instituto Nacional de Acceso a la Información y a la Comisión Federal de Competencia Económica. Todos, contrapesos necesarios para evitar la concentración del poder en un solo estrato, y por lo cual si en sus manos hubiese estado, López Obrador los habría ya desaparecido.

Todo el dinero público, el dinero de los mexicanos, el de usted y el mío, será usado para la organizar la elección de Estado más grotesca de la historia. Y no parece haber nada que pueda detener ese retroceso histórico.

 

Humillación pública a la UV. ¿Y el rector?

 

El gobierno de Veracruz presentó también su proyecto de presupuesto 2024 para el estado, que asciende a 163 mil millones de pesos, 10 por ciento más de lo que ¿ejerció? este año.

Y el dato que más llama la atención es que la Secretaría de Finanzas –porque el que cobra como gobernador está ocupado con las flores de su jardín- ignoró olímpicamente el reclamo de la Universidad Veracruzana de que se cumpla lo que ordena la Constitución local y se le otorgue el 4 por ciento del presupuesto total del estado, lo que equivaldría a que se le transfirieran unos ocho mil millones de pesos.

En cambio, el presupuesto propuesto para la casa de estudios es de unos mil 500 millones menos de lo que le corresponde constitucionalmente. ¡Ah, pero le van a hacer el “favor”, de asignarle casi 900 millones más que en 2023!

Por cierto, ¿alguien sabe si aún hay rector en la UV?

 

Email: aureliocontreras@gmail.com

X: @yeyocontreras

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUITLÁHUAC MIENTE Y ENCUBRE CORRUPCIÓN

CUITLÁHUAC, EL REPRESOR

ULTRAJES, SEDICIÓN Y OTRAS ESTUPIDECES PARA REPRIMIR EN VERACRUZ